BOLIVIA TV: GASTO EN SUELDOS Y SALARIOS CRECIÓ UN 448,9% EN LOS ÚLTIMOS 12 AÑOS

BOLIVIA TV: GASTO EN SUELDOS Y SALARIOS CRECIÓ UN 448,9% EN LOS ÚLTIMOS 12 AÑOS

¿Qué ocurrirá con Bolivia TV? El nuevo gobierno no dio aún señales claras sobre su futuro. Tampoco informó aún sobre si el medio de comunicación más importante del Estado seguirá costándole lo que cuesta actualmente al bolsillo de los bolivianos o si este sufrirá un recorte. En 2019, el presupuesto del canal estatal superó los 138 millones de bolivianos. Y los últimos 12 años, su gasto en sueldos y salarios creció un 448,9 por ciento. ¿Vale todo eso lo que ven los bolivianos en sus pantallas desde hace más de una década?

Según un informe del estado financiero del canal estatal al que accedió CORREO DEL SUR, en general, Bolivia TV registró un importante crecimiento en el gobierno del expresidente Evo Morales, en términos financieros y de capacidad técnica y alcance.

El patrimonio del canal estatal pasó de los Bs 89,4 millones de en 2008 a los Bs 249,4 millones en 2019, aunque perdió valor en los últimos años, “producto de la depreciación y los resultados negativos acumulados”, según el informe. En 2014, el patrimonio del medio alcanzó a Bs 506,8 millones.

Su presupuesto, entretanto, también se comportó más o menos igual en los últimos años. En 2008, recibió Bs 105,3 millones. La cifra más baja entre 2008 y 2012 fue Bs 63,7 millones.

Los número más altos se registraron en el periodo 2013-2015, cuando recibió Bs 277,7 millones, Bs 343,6 millones y 218,1 millones en 2013, 2014 y 2015, respectivamente.

La asignación presupuestaria de Bolivia TV cayó en los siguientes años, aunque siguió manteniéndose por encima de los Bs 100 millones. En 2019, su presupuesto alcanzó los Bs 138,3 millones.

Los márgenes de ejecución de su presupuesto estuvieron cercanos al total asignado en la mayoría de las gestiones. El año pasado, ejecutó Bs 90,9 millones de los 138,3 millones presupuestados.

En cuanto a la ejecución de sus ingresos y sus gastos, el canal estatal registró cifras negativas en cuatro ocasiones en el periodo 2008-2019: Bs 39,5 millones en 2008, Bs 43,2 millones en 2010, Bs 84,1 millones en 2015 y Bs 39,6 millones en 2019.

GASTO EN SUELDOS Y SALARIOS

El gasto en sueldos y salarios en el canal estatal no registró un comportamiento igual al de su presupuesto o sus ingresos, que cayeron en los últimos años, según el informe financiero.

El desembolso de Bolivia TV en sueldos y salarios pasó de Bs 4,9 millones en 2008 a 26,9 millones en 2019, un incremento del 448,9 por ciento.

Según conoció este medio, hasta el 31 de octubre, el canal estatal registró un déficit de Bs 90 millones y el 45 por ciento de su presupuesto de este año está destinado al pago de sueldos y salarios.

El canal tiene actualmente 490 funcionarios, pero solo requeriría de 220 personas para funcionar.

Para las transmisiones de los partidos de fútbol del expresidente Evo Morales, se empleaban  un total de 27 personas.

Lo que parece claro, por ahora, es que el presidente Luis Arce no ocupará el canal estatal para hacer que se transmitan sus partidos de fútbol o el deporte que practique –suele jugar básquet–. Sin embargo, aún no se sabe si seguirá la misma línea que Morales en cuanto a sus actos públicos. El expresidente solía viajar a diario por el país y hacía que el canal estatal trasmitiera todos sus actos y discursos.

La única señal sobre lo que ocurrirá con los medios de comunicación la dio la nueva viceministra de Comunicación, Gabriela Alcón: “Desde el Viceministerio de Comunicación vamos a desarrollar una política comunicacional que garantice el derecho a la comunicación e información del pueblo boliviano con un enfoque de inclusión”, escribió en Twitter.

………………………………………………………………………….

“Lo que hace falta es una ley de medios públicos”

«Los medios que funcionan –no solo Bolivia TV– con dinero público fueron aparatos de propaganda y de desinformación (durante el gobierno de Evo Morales). Envenenaron a la sociedad y rompieron dos instituciones esenciales para la existencia de la democracia: la libertad de expresión –excluyeron a las voces críticas y censuraron a las voces que cuestionaban a ese régimen. Por lo tanto, violaban el derecho a la libertad de expresión– y el derecho a la información, es decir las fuentes alternativas que, en toda democracia, tienen que haber (…).

Y el Estado tiene que garantizar esas instituciones, y eso no sucedió en el régimen de Morales. Los medios estatales, que debieron cumplir esas funciones, fueron instrumentos de ideologización, de propaganda, en beneficio de un político y de un partido.

Los medios que funcionan con dinero del Estado deberían cumplir con esas dos instituciones de la democracia y ser espacios de diversidad de opiniones y de deliberación (…).

Para eso, tiene que haber una ley de medios públicos, para que haya límites al uso abusivo de estos medios en favor de un partido o de un político. Esta ley debería contemplar, por ejemplo, un consejo multipartidario, con participación, según la proporción de representación en la Asamblea Legislativa, pero que no permita la tiranía de la mayoría, que, además, establezca directrices para elegir a los gerentes y directores, para que estos no responsan al gobierno de turno, sino a estas dos instituciones: la libertad de expresión y el derecho a la información».

Correo del Sur


Notice: Undefined variable: input_porcentaje in /home/c1361867/public_html/wp-content/plugins/click-datos-lopd/public/class-cdlopd-public.php on line 484