LA PLANTA DE AMONIACO Y UREA VUELVE A PARAR OPERACIONES EN MENOS DE UN AÑO

LA PLANTA DE AMONIACO Y UREA VUELVE A PARAR OPERACIONES EN MENOS DE UN AÑO

La Planta de Amoniaco y Urea (PAU) en Bulo Bulo, Cochabamba, se encuentra nuevamente en un “mantenimiento programado” para realizar algunas reparaciones, de acuerdo con un comunicado difundido por YPFB. Fuentes conocedoras de la petroquímica indicaron que lo regular es que los paros de mantenimiento se realicen una vez cada tres años; sin embargo, la PAU llevaría más de 40 paros en seis años, la última vez fue hace menos de una gestión.

Hasta el momento, la producción de la planta no alcanzó el 50% de su capacidad máxima y las exportaciones en 2023 cayeron en 60% en comparación al 2022.

A través de un comunicado, YPFB informó que el “mantenimiento programado”, que comenzó el 1 de marzo está por concluir, ya que actualmente se realizan “pruebas para el reinicio de producción”. Los ajustes realizados permitirá elevar la producción en 158 mil toneladas y aumentar los ingresos en 40 millones de dólares en 2024, según la petrolera estatal.

No se detallaron los ajustes que se realizan. Los Tiempos solicitó, tanto al Ministerio de Hidrocarburos como a YPFB, mayores datos sobre este nuevo paro; pero hasta el cierre de esta edición no se obtuvo una respuesta. 

En su comunicado YPFB señaló que en 2022 se lograron ingresos por 240 millones de dólares; pero no se mencionó que el 2023 las ventas al exterior cayeron en 60%, de 193 millones a 78 millones de dólares, según datos del INE.

En volumen, las exportaciones bajaron en 30%, de 328.504 toneladas a 232.021 toneladas.

Aunque YPFB aseguró en anteriores comunicados que se descarta una disminución de la producción por falta de gas natural, lo cierto es que la producción de este hidrocarburo también bajó en 13%, de 41 millones de metros cúbicos día (m3d) a 35,7 millones de m3d.

Producción menor al 50%

En enero del 2023, cuando las ventas iban viento en popa, YPFB reportó que la producción anual equivalía a un 48% de la capacidad máxima de la planta (2.100 toneladas por día).

El analista en hidrocarburos, Álvaro Ríos, señaló que una planta que opera por debajo del 50% y con constantes paros difícilmente puede cubrir sus costos de operación, por lo que debería revisarse su viabilidad económica. 

Un profesional petroquímico, cercano a la PAU, señaló los estándares internacionales señalan que los mantenimientos deberían darse cada tres años y que lo que ocurrió en este último paro se debió a fallas operativas que dañaron los equipos, generando daño económico para el país.

Agencias


Notice: Undefined variable: input_porcentaje in /home/c1361867/public_html/wp-content/plugins/click-datos-lopd/public/class-cdlopd-public.php on line 484