INTELIGENCIA ARTIFICIAL PARA LAS TAREAS ESCOLARES, ¿PESADILLA PARA LOS MAESTROS?

INTELIGENCIA ARTIFICIAL PARA LAS TAREAS ESCOLARES, ¿PESADILLA PARA LOS MAESTROS?

La inteligencia artificial ChatGPT, capaz de redactar textos en respuesta a preguntas simples, se ha difundido de manera masiva en el mundo educativo, llevando a los maestros a interrogarse sobre la oportunidad de prohibirla o beneficiarse de ella.

Desde mediados de diciembre, sólo unas semanas después del suministro del instrumento por la start-up californiana OpenAI, ocho universidades australianas anunciaron que modificarán los exámenes y considerarán que la utilización de la Inteligencia Artificial (IA) por estudiantes se emparenta con la trampa.

En 2023, sus pruebas serán ahora “vigiladas” con “un recurso creciente al papel y al bolígrafo”, indicó la dirigente del “grupo de los ocho” Vicki Thomson, citada en el blog The Australian.

Hace poco, luego de que varios medios de prensa se refirieron a la utilización creciente del instrumento por estudiantes en el mundo entero, en especial animados por los videos de TikTok, las escuelas públicas de Nueva York restringieron el acceso a los beneficios de ChatGPT en sus redes de trabajo y terminales.

El instrumento “no facilita desarrollar competencias de reflexión crítica y resolución de problemas, que son esenciales para el éxito escolar y a largo de la vida”, señaló Jenna Lyle, portavoz del departamento de Educación de la ciudad estadounidense, en una declaración a la agencia AFP.

ChatGPT es un robot conversacional que fue “entrenado” gracias a cantidades fenomenales de datos obtenidos en la red y puede “predecir” la continuación probable de un texto. Pero aunque no razona, produce una impresionante mezcla de respuestas correctas y errores factuales o lógicos, más o menos difíciles de ser descifrados.

Por ejemplo cita al tiburón-ballena (un pez) entre los mamíferos marinos, se equivoca en el tamaño de los países de América central, “olvida” algunos acontecimientos históricos como la batalla de Amiens de 1870 o inventa referencias bibliográficas.

En el mundo educativo, algunas voces se pronuncian en contra de esta innovación en los métodos de enseñanza en las aulas.

“ChatGPT es una innovación importante pero no más que la de las calculadoras o los editores de texto”, que al final lograron un lugar en la escuela, explicó Antonio Casili, profesor en el Instituto Politécnico de París y autor de “En espera de los robots” (Seuil).

“ChatGPT puede ayudar a hacer un primer borrador cuando uno está frente a una página vacía, pero después hay que reescribirlo todo y darle un estilo”, explicó el docente sobre este avance.

El experto destacó también que ChatGPT “sacude” en parte la filosofía de la enseñanza, basada en el maestro que plantea preguntas a los estudiantes.

Esta vez, el alumno interroga a la máquina y “es una oportunidad para nosotros ver cómo los estudiantes realizan las tareas que les confiamos, hacerlos trabajar sobre el fact-checking, y verificar si las referencias bibliográficas generadas son correctas”, analizó Casili sobre la innovación.

AFP


Notice: Undefined variable: input_porcentaje in /home/c1361867/public_html/wp-content/plugins/click-datos-lopd/public/class-cdlopd-public.php on line 484